Loading...
///Pruebas organolépticas olfativas
Pruebas organolépticas olfativas 2017-11-17T13:37:26+00:00

Pruebas organolépticas olfativas

La medición del olor bucal de una persona con recurso al olfato de “jueces”/evaluadores humanos es un método bastante utilizado en estudios epidemiológicos. Los “jueces” deben ser previamente testados (confirmación de su capacidad de percibir olores), entrenados (saber aplicar correctamente una escala) y calibrados (valores similares entre “jueces” diferentes). Las evaluaciones deben de ser realizadas con un intervalo mínimo de cinco minutos entre exámenes y por más de un juez. Un análisis estadístico a posteriori debe comprobar la correlación (por ejemplo, prueba de Spearman) y la concordancia (por ejemplo, índice Kappa) entre las mediciones de los distintos “jueces”. También es necesario que los examinados sean instruidos a fin de no comer, beber, fumar, cepillarse los dientes o utilizar enjuagues en las dos horas previas al examen, a fin de controlar mejor eventuales factores de confusión.

Los jueces del aliento

Sin embargo, algunos factores psicológicos y fisiológicos pueden influenciar las evaluaciones organolépticas (ayuno, ciclo menstrual, posición de la cabeza, grado de atención y expectativas, etc.). El acto de oler es difícil de reproducir con fiabilidad, pues solamente depende de una inspiración corta y rápida.

La medición organoléptica es un método simple y común para determinar la existencia de halitosis. No obstante, difícilmente permite un diagnóstico etiológico, aunque algunos “jueces” mejor entrenados consigan percibir alguna distinción en la calidad de los olores. Una de las técnicas más utilizadas consiste en colocar un tubo de plástico en la boca del paciente, con el propósito de prevenir la dilución del aire del habitáculo. Mientras el paciente espira despacio, el examinador evalúa el olor en la otra extremidad del tubo. Tratándose de una situación bastante embarazosa para ambos (examinador y examinado), generalmente es colocado un panel opaco de privacidad entre ambos (con un orificio para el tubo) de modo a que no exista contacto visual entre ambos. El olor nasal también puede ser medido al colocarse un tubo en una de las narinas, mientras la otra es obstruida con un dedo.

Tanto la fiabilidad como la reproductibilidad de este método son problemáticas. La medición realizada por diferentes “jueces” es un modo de mejorar la fiabilidad. Concerniente a la concordancia entre “jueces”, esta puede ser mejorada mediante la estandarización del sentido del olfato, usando un kit de solución de diferentes olores (por ejemplo, T&T Olfactometer). Para una mejor concordancia entre “jueces”, los pacientes deben abstenerse de prácticas de higiene oral, fumar, ingerir antibióticos y comidas con ajo, cebolla y especias antes de la medición. Además, la concordancia entre “jueces” aumenta si ellos mismos también evitan beber café y té, fumar y usar cosméticos con olor antes de las pruebas organolépticas.

Actualmente, dado el desarrollo de las nuevas tecnologías que identifican y miden los compuestos presentes en el aliento y la incomodidad experimentada por ambos (paciente y profesional de la salud), las pruebas organolépticas están cada vez más en desuso.

Anterior
Siguiente

Concepto

Hablamos de la halitosis sin complejos, para que accedas y comprendas la terminología que usan los científicos.

1. ¿Qué es la halitosis?
2. Consecuencias psicológicas y sociales
3. El mal aliento a través del tiempo

Causas

Descubrimos las más de 80 causas que pueden provocar halitosis, en base a las investigaciones internacionales más recientes.

1. Los compuestos del mal olor
2. Causas de la halitosis o mal aliento
2.1 Causas en la boca
2.2 Causas en el aparato respiratorio
2.3 Causas en el tubo digestivo
2.4 Causas sistémicas, nutrición y hábitos
2.5  Causas neuropsicológicas

Diagnóstico

Identificamos los métodos clínicos más eficaces a la hora de diagnosticar con precisión el origen de la halitosis, para que elijas el mejor tratamiento

1. Métodos de diagnóstico
1.1 Autopercepción
1.2 Pruebas organolépticas olfativas
1.3 Medición de los gases del aliento
1.4 Pruebas de laboratorio
2. Pruebas psicológicas
3. Señales y factores asociados