biblioteca médica halitosis

Terminología.

La halitosis suele ser clasificada en dos grupos dependiendo de si ésta es o no percibida. Cabe señalar que la mayoría de personas adultas padece halitosis genuina al despertar, aunque se engloba en la categoría de halitosis transitoria. La halitosis transitoria es un problema temporal atribuido a la reducción del flujo salival durante el sueño y al ayuno prolongado. Este tipo de halitosis ocurre también con la ingesta de ciertos alimentos tales como el ajo y la cebolla.

Halitosis Genuina

Es la halitosis que se identifica claramente, es decir, un mal olor obvio y superior al socialmente aceptable. Puede ser identificada tanto por pruebas organolépticas (mediante la nariz) como por exámenes físico-químicos.

Halitosis Persistente

Es la halitosis patológica o crónica que tiene consecuencias evidentes en la vida “normal” de los pacientes. Esta patología no logra solucionarse con los habituales métodos de higiene y requiere de un plan de tratamiento específico, de acuerdo con el diagnóstico. El origen primario de esta halitosis puede ser oral (boca o dorso posterior de la lengua) o extra-oral (aparato respiratorio, tubo digestivo, alteraciones sistémicas, etc.)

Halitosis Imaginaria

También designada como pseudohalitosis, se trata de una condición en la que no existe halitosis. Sin embargo, el paciente se queja insistentemente de su halitosis en base a su autopercepción. Esta condición puede llegar a convertirse en una obsesión (halitofobia) si el paciente sigue creyendo que padece halitosis después de haber recibido un tratamiento médico que ha conseguido erradicarla (erradicar la halitosis genuina) o incluso después de haber sido informado por terceras personas que no padece halitosis (pseudohalitosis).

Halitosis Transitoria

Conocida como halitosis fisiológica, esporádica o matinal. Es un tipo de halitosis que suele originarse en el dorso de la lengua y que no requiere un tratamiento médico. En este sentido, se considera más una cuestión cosmética que médica.
Infografía tipos de halitosis

Datos epidemiológicos.

La halitosis presenta una prevalencia elevada en la población y puede afectar a cualquier sexo, edad, raza y condición socioeconómica. Para estimar la prevalencia de halitosis se utilizan varios métodos.

Cuestionario de autopercepción

Respuesta a un cuestionario estándar basado en la propia percepción del aliento. Es un método poco fiable ya que es habitual que las personas que padecen mal aliento no lo sepan. También es muy común que las personas del entorno (incluyendo a familiares o amigos) no adviertan a quien la padece sobre su halitosis, generalmente por pudor o vergüenza social: la halitosis es un tema tabú en la sociedad moderna. Por otro lado, la percepción olfativa de uno mismo no siempre permite evaluar correctamente el aliento.

Prueba organoléptica

Evaluación de la presencia de halitosis en base al olfato de terceros a quienes denominamos “jueces” o “árbitros”. Tal y como sucede con el cuestionario de autopercepción, este método no es del todo fiable. Ciertos factores psicológicos y fisiológicos como el grado de atención, las expectativas, un periodo de ayuno o el ciclo menstrual de la mujer pueden influenciar en el resultado final.

Medición de los Compuestos Sulfurados Volátiles

Los CSVs son los compuestos predominantes en los casos de halitosis y su medición puede ser realizada a través de aparatos específicos. Sin embargo, como estos aparatos miden solamente los CSVs, los resultados son susceptibles de errores como los falsos-negativos, frecuentes en el caso de que la halitosis esté asociada a otros tipos de compuestos que no sean los CSVs (ex: indol, escatol, cadaverina, putrescina, etc.).

Cromatografía gaseosa

Permite identificar y medir de forma objetiva todos los compuestos presentes en el aire espirado, siendo considerada la forma de medición más fiable. Sin embargo, es un método caro, lento y poco práctico para ser usado en estudios epidemiológicos a gran escala (cuando se trata de comprobar la presencia de halitosis en una muestra de población amplia). Generalmente, su uso se limita a la consulta especializada de halitosis.

Los estudios epidemiológicos que ofrecen un mayor nivel de evidencia, es decir, una estimación más fiable de la prevalencia de halitosis en una determinada población, son aquellos que recurren a más de un método.

Un estudio realizado por el Instituto del Aliento en España y Portugal ha utilizado los cuatro métodos descritos anteriormente y ha podido demostrar que la prevalencia de halitosis permanente en estos dos países es idéntica a la de la población mundial, alrededor de 30%. También en España y Portugal la halitosis afecta de igual forma a mujeres y hombres, de cualquier edad o nivel socioeconómico.

¿Puedo dejar de preocuparme por mi aliento? Ahora si.