//Nueva Unidad Hospitalaria de Halitosis pionera en Europa

Nueva Unidad Hospitalaria de Halitosis pionera en Europa

El Centro Médico Teknon (grupo Quirón Salud) de Barcelona apuesta por un abordaje multidisciplinar para tratar la halitosis.

Barcelona, 11 de mayo de 2017.- Esta nueva Unidad Hospitalaria de Halitosis cuenta con tecnología de última generación para la identificación de la causa del problema, como la cromatografía de gases y el biosniffing o “nariz electrónica”.

Foto: el doctor Jose Luis Simón (director Centro Médico Teknon), el doctor Jonas Nunes y el doctor Jordi Coromina, en la presentación de la Unidad Hospitalaria de Halitosis de Teknon.

Barcelona, 11 de mayo de 2017.- La halitosis cuenta con el primer servicio hospitalario especializado para su tratamiento en la Unidad Hospitalaria de Halitosis del Centro Médico Teknon (grupo Quirónsalud). Cuando la halitosis no es consecuencia de una mala higiene, requiere de un abordaje multidisciplinar para identificar su causa y aplicar el tratamiento más adecuado, ya que el mal aliento puede tener más de 80 causas diferentes y ser también síntoma de alguna patología no diagnosticada.

Para ello, Teknon cuenta con un equipo multidisciplinar (gastroenterología, otorrinolaringología o medicina interna, entre otros) con el fin de integrar en una sola Unidad el estudio y tratamiento más completo de la halitosis. La Unidad está dirigida por el doctor Jonas Nunes, director del Instituto del Aliento, y el doctor Jordi Coromina, director de otorrinolaringología en Teknon.

En la actualidad, los pacientes de halitosis se encuentran en una derivación constante por parte de los profesionales de la salud para tratar de hallar una solución a un problema que afecta a su calidad de vida. “Hay un gran impacto psicosocial detrás del mal aliento: condiciona las relaciones sociales, personales y laborales y, en algunas ocasiones, conduce a las personas más sensibles hacia el aislamiento y la vergüenza”, afirma el doctor Nunes.

Narices electrónicas para identificar la causa

Esta nueva Unidad del Aliento pone al servicio de sus pacientes tecnología puntera para la identificación de la causa del problema, como el biosniffing o “nariz electrónica” y la cromatografía de gases, métodos de análisis que permiten la separación de gases de una muestra de aire por adsorción selectiva. Estos aparatos de estudio molecular permiten identificar cualquier gas presente en el aliento humano —actualmente se han descubierto más de 3.000—, de cara a poder elegir el tratamiento adecuado dirigido al origen del mal olor. “La halitosis es una afección que siempre se ha tratado desde el síntoma. Con la nueva consulta especializada se afronta el problema desde un enfoque multidisciplinar para determinar el origen concreto y encontrar una solución efectiva”, añade el doctor Coromina.

Más de 9000 pacientes de más de 90 países tratados con éxito

Hasta la fecha, el doctor Nunes ha tratado a más de 9.000 pacientes de más de 90 países con una tasa de éxito del 97% mediante el protocolo HCP Arthyaga.

El doctor Jordi Coromina es pionero en Europa en la aplicación de láser para la eliminación del caseum en las amígdalas, unas “bolitas blancas” que se originan por la descomposición de los alimentos y que algunas veces pasan a llenar unos pequeños agujeros (criptas) que muchas personas tienen en las amígdalas. Mediante la aplicación del láser se eliminan todas las capas superficiales y medias de las amígdalas, y así desaparecen todas las criptas y todo el caseum. Es una técnica innovadora alternativa a la extirpación de las amígdalas y tiene como ventajas principales la preservación de la función de defensa, el menor riesgo de hemorragia y un postoperatorio considerablemente más cómodo.

By | 2017-11-13T12:27:20+00:00 mayo 11th, 2017|noticias|1 Comment