Loading...
//¿Qué chicles o enjuagues debo utilizar para eliminar la halitosis o mal aliento?
¿Qué chicles o enjuagues debo utilizar para eliminar la halitosis o mal aliento? 2017-11-15T11:14:15+00:00

doctor-jonas-nunes-halitosis

Las 13 preguntas más frecuentes sobre el mal aliento.

El doctor Jonas Nunes, director del Instituto del Aliento y de la Unidad Hospitalaria del Centro Teknon en Barcelona, responde a las preguntas más frecuentes sobre el aliento humano.

11. ¿Qué chicles o enjuagues debo utilizar para eliminar la halitosis o mal aliento?

La gran mayoría de los chicles provocan (como mucho) dos efectos: aumentan la salivación (como consecuencia natural del hecho de mascar) y pueden ocultar el mal aliento existente (porque liberan un olor más intenso: menta, canela, etc.).

Los pacientes saben que su efecto enmascarador dura muy poco y por lo tanto sería abusivo asegurar que estos dos efectos están “eliminando el mal aliento”. Algún efecto beneficioso resulta del aumento de la secreción salival en pacientes con boca seca (pero pocos minutos después de que el paciente cese de mascar, los problemas regresan: el mal aliento y/o la boca seca, etc.). Por lo tanto, los chicles no son una terapéutica recomendable para tratar mal aliento o problemas de boca seca.

El uso continuado de chicles puede ocasionar problemas a nivel de la articulación asociada con la apertura y cierre de la boca —la articulación temporomandibular— (con ruidos, desgaste de las superficies articulares, dolor, inflamación, etc.); y producir excesiva acidez en el estómago (como reflejo neuronal resultante de la masticación) lo que puede resultar en gastritis, úlceras, etc. Existen otras opciones para aumentar la secreción salival, sin estos efectos dañinos, y claro, muchas otras para tratar el mal aliento.

Más recientemente han salido al mercado chicles que contienen antimicrobianos y/o probióticos. Aunque se ha demostrado algún grado de eficacia, su efecto está limitado a corto plazo (y son agentes terapéuticos beneficiosos únicamente cuando la causa de mal aliento es intra-oral).

“Los chicles no son una terapéutica recomendable para tratar mal aliento o problemas de boca seca”.

Sobre los enjuagues, creo que he dejado clara mi opinión. Un buen enjuague no posee alcohol (por lo tanto, uno no tiene que sentir ningún tipo de “ardor” cuando lo utiliza), posee antimicrobianos con eficacia comprobada como por ejemplo el cloruro de cetipiridinio o el digluconato de clorhexidina o sustancias que captan malos olores como el lactato de zinc o el cloruro de sodio. Estos enjuagues, cuando la causa del aliento se encuentra en la boca (bacterias orales) tienen su aplicación y son muy útiles. El problema es que una parte muy significativa de los enjuagues comercialmente disponibles no posee ninguno de estos compuestos que sí tienen fundamento científico. En todas las restantes causas (no relacionadas con las bacterias orales), los enjuagues no son agentes terapéuticos eficaces (por ello, la práctica totalidad de fabricantes de enjuagues con antimicrobianos incluye menta en sus productos, para intentar disfrazar su ineficacia cuando el origen de la halitosis no es las bacterias de la boca).

Por lo tanto, si una persona utiliza un enjuague científicamente probado dos veces al día y sigue teniendo mal aliento, la causa no será bacteriana oral, sino otra (y no es realista confiar en las sustancias enmascaradoras que la mayoría de los enjuagues contiene por puro marketing, como la menta, porque su efecto suele durar 15 minutos como máximo). Las halitosis (en plural) necesitan ser tratadas en su origen y de modo enérgico (y no enmascaradas con chicles de menta o canela, enjuagues mentolados y otros productos). Los efectos beneficiosos de algunos alimentos con olor agradable (perejil, etc.), o ciertas cápsulas que ofrecen algunas casas comerciales no siempre tienen efecto en todas las personas y, cuando lo tienen, raramente duran más de 1 hora.

Pregunta anterior
Próxima pregunta

Conoce tu aliento.

¿Sabías que puedes estar padeciendo mal aliento sin saberlo? Muchas personas sufren halitosis o mal aliento de forma habitual, independientemente del género, la edad o la clase social. Además, la halitosis puede provocar profundos efectos en la autoestima, llegando a convertirse en un factor de discriminación y exclusión social.

Para salir de dudas, te invitamos a que realices nuestros cuestionarios on-line y conozcas el resultado de forma inmediata.