Loading...
//¿Cómo evitar y/o prevenir la halitosis?
¿Cómo evitar y/o prevenir la halitosis? 2017-11-15T11:10:41+00:00

 doctor-jonas-nunes-halitosis

Las 13 preguntas más frecuentes sobre el mal aliento.

El doctor Jonas Nunes, director del Instituto del Aliento y de la Unidad Hospitalaria del Centro Teknon en Barcelona, responde a las preguntas más frecuentes sobre el aliento humano.

10. ¿Cómo evitar y/o prevenir la halitosis?

Diferenciamos la halitosis fisiológica (ej.: que casi todos tenemos al despertar o durante los ayunos prolongados) y la halitosis patológica o crónica (que se da de modo frecuentemente, incluso poco después de comer o lavarse los dientes).

La halitosis patológica es muy difícil de prevenir. El modo de evitarla no es la prevención sino el tratamiento (una vez hemos podido determinar cuál es la causa). La halitosis fisiológica (que en muchos casos está relacionada con los malos hábitos), se puede evitar utilizando distintas estrategias: comer cada cuatro horas; evitar las comidas condimentadas y olorosas; no tomar alcohol y café; evitar el tabaco; las dietas hiperproteicas, las hipocalóricas, las comidas ricas en grasas; beber 1,5 litros de agua al día; evitar respirar por la boca y realizar dos procedimientos fundamentales de higiene oral (el uso de hilo dental y la limpieza de la lengua).

Sin embargo, si a pesar de todo ello el mal aliento persiste entonces la halitosis es patológica (y no fisiológica), requiriendo la visita a una consulta especializada en el aliento. Es importante hacer hincapié en este punto ya que muchos pacientes que nos visitan desarrollan hábitos compulsivos como cepillar sus dientes o utilizar enjuagues cinco o seis veces al día, etc. Se comprende que están intentando evitar por todos los medios la manifestación del mal aliento, no obstante el exceso de celo en relación a los cuidados preventivos (cuando la halitosis es patológica) no ocasiona un resultado beneficioso y duradero en el aliento.

“El uso regular de hilo dental y la limpieza regular de la lengua son bastante más relevantes en la prevención de la halitosis que la utilización regular de enjuagues”.

En relación a los cuidados de higiene oral más importantes para la prevención de mal aliento, muchos estudios realizados que compararon personas que no utilizaban enjuagues orales y personas que sí que los usaban, dos horas después de utilizarlos, no hallaron una diferencia en el aliento (es decir, dos horas después de utilizar un enjuague el estado medio del aliento de las personas que utilizan enjuagues es igual que el de las que no los utilizan). Esta es una realidad que los pacientes, antes de acudir a la consulta por primera vez, ya han constatado y confirmado por ellos mismos.

Lamentablemente estos datos sobre los enjuagues no suelen ser divulgados quizás porque hay muchos intereses comerciales, pero los estudios están publicados y disponibles para su consulta en las principales bases de datos médicas mundiales (como las prestigiosas norteamericanas PubMed y Medline).

Por otro lado, cuando se ha comparado el estado del aliento entre personas que utilizan regularmente el hilo y/o el limpiador de la lengua y las que no utilizan ninguno de ellos, se ha observado que el aliento de este último grupo era bastante peor. En conclusión, el uso regular de hilo dental y la limpieza regular de la lengua son bastante más relevantes en la prevención de la halitosis que la utilización regular de enjuagues.

Pregunta anterior
Próxima pregunta

Conoce tu aliento.

¿Sabías que puedes estar padeciendo mal aliento sin saberlo? Muchas personas sufren halitosis o mal aliento de forma habitual, independientemente del género, la edad o la clase social. Además, la halitosis puede provocar profundos efectos en la autoestima, llegando a convertirse en un factor de discriminación y exclusión social.

Para salir de dudas, te invitamos a que realices nuestros cuestionarios on-line y conozcas el resultado de forma inmediata.